Print this page
  • alto de fuente

Santiago de Cali, 16 de septiembre de 2019–206 Año 14.

Unicuento, XXII versiones rescatando la cultura oral

206 1

Con funciones en diferentes espacios culturales y universidades de Cali, el Encuentro Internacional de Cuenteros Unicuento, en su versión XXII, reafirma su objetivo de promover el intercambio cultural en la región por medio de la cuentería, tradición oral y puestas escénicas de artistas nacionales y extranjeros.

Gracias al apoyo de la Universidad Santiago de Cali y la Universidad del Valle, este importante festival se ha posicionado con el pasar de los años como uno de los más importantes de su tipo en el ámbito nacional, pues tiene presencia en diferentes bibliotecas, colegios y teatros de la región, compartiendo el amor por las historias llenas de tradición y espontaneidad con asistentes de todas las edades.

206 2
 Entre los números y la fantasía

Jose Manuel Prado, participante de Unicuento XXII, es un estudiante de matemáticas de la Universidad del Valle comprometido con su carrera, pero busca por medio de sus relatos entretener al público con un humor sarcástico y perspicaz.

Desde muy pequeño sintió la chispa y no paraba de hablar en el salón de clase y en las reuniones familiares, asegura José cuando relata parte de su vida personal, en la que constantemente trata de equilibrar sus dos mundos más preciados: su carrera de matemática pura y la cuentería, que es el mecanismo que usa para entregarse, a través de sus historias, al público.

206 3

Amante de las utopías

Karla Sanchez Lacoste es una narradora oral que transmite sueños por los caminos de su natal Chile, y en su estancia en Colombia, se convirtió en una de las invitadas especiales internacionales del XXII Encuentro internacional de cuenteros – Unicuento 2019. 

Estudió pedagogía en la Universidad Central de Chile y tiene una mención en lenguaje, pero siempre procura rescatar el arte, la palabra y la voz; es así como anhela seguir trabajando y creciendo profesionalmente con los cuentos, ya que “contarle historias a los adultos es beneficioso porque olvidan fácilmente su inocencia, eso se logra por medio de la palabra”, explicó.
  

Elaboró

David Guerrero Rivera
Unidad de Comunicación