contáctenos: (+572) 518 3000 ⏐ Directorio Telefónico USC ⏐ 

Gacetas USC

- La depresión, enemiga silenciosa - Herramientas para combatirla

Santiago de Cali, Julio 02 de 2019–124 Año 14.

124

A simple vista, es casi imposible detectarla, entra silenciosa dando señales que pasan desapercibidas ante el ruido cotidiano de la modernidad, instalándose en las emociones de sus víctimas por semanas, meses y hasta años, causando consecuencias nefastas y a veces irreparables, llegando incluso a acabar con la vida, así es la depresión.

Un trastorno emocional transitorio o permanente que se encuentra dentro de la clasificación de las alteraciones emocionales, es más que sentirse "triste" por algunos días, tiene síntomas particulares y a partir de eso se tiene una subclasificación entre la depresión leve, moderada, severa y la distimia (depresión crónica) que necesita diagnóstico preciso para saber en cuál de ellas se encuentra una persona.

La depresión no discrimina edad, estrato social, raza o género. Todos los humanos son vulnerables ante dicho trastorno emocional. Sin embargo, la población adolescente y adultos jóvenes son quienes lideran las lamentables estadísticas en este sentido. En Colombia el 80% de las personas han presentado entre uno y tres síntomas de depresión en algún momento de su vida, un 25% son niños y adolescentes, según la Organización Mundial de la Salud.

Para el año 2018, 4,7 % de los colombianos sufren de depresión, un porcentaje más alto que el promedio mundial,

La psicóloga Jéssica López, docente de la Universidad Santiago de Cali, asegura que la depresión se desprende de múltiples factores: el neurológico, el personal, el consumo de sustancias alucinógenas y el uso inadecuado de las nuevas tecnologías.

Factor neurológico: tenemos neurotransmisores que son como el “WhatsApp” de nuestro cerebro, allí se produce la serotonina y la dopamina que ayudan a regular nuestro estado de ánimo. Si la persona padece enfermedades como hipotiroidismo, diabetes o tiene antecedentes genéticos de depresión, será más propensa a este trastorno emocional.

Factor personal: la personalidad de cada individuo y la forma que tiene de afrontar la adversidad es determinante. Las nuevas generaciones poseen una baja tolerancia a la frustración debido a los estilos de crianza sin límites.  

“Lo que encontramos en los millennials es la desestructuración familiar, padres ausentes produciendo dinero para llenar los vacíos con juegos, viajes, pero sin un espacio para conversar y compartir afecto”, Jéssica López, psicóloga.

Factor de consumo de sustancias alucinógenas: el consumo de sustancias depresoras del sistema nervioso central inicia cada vez a más temprana edad: licor, cigarrillo, marihuana, drogas sintéticas y demás generan una condición depresiva y de culpa en sus consumidores.

Factor de uso inadecuado de las nuevas tecnologías: las redes sociales han potencializado la depresión, puesto que las personas están basando su autoestima en el qué dirán: likes y followers. Estamos viviendo una situación crítica frente a la construcción de la autoimagen y la autoestima, afectados por los cambios tecnológicos.

Tragedias compartidas

Melissa tiene 28 años, nació de una madre entregada a la vida espiritual y un padre distante de los temas religiosos. La confusión fue su guía en la adolescencia: “vístete de forma decente” y “no te vistas como una monja” eran órdenes que la hacían sentir inconforme con cualquiera que fuese su elección.

La música gótica le curaba el alma, por eso se aislaba para sumergirse en letras depresivas, en las que la muerte se mostraba como una salida al dolor de no saber cómo ser para agradar a todos. Intentó quitarse la vida el 24 de Junio de 2008, su mejor amiga la encontró a punto de saltar de un tercer piso, cuando llegaba a su casa para celebrarle el cumpleaños.

Fue diagnosticada con depresión mayor y asistió a un par de terapias hasta estabilizarse, sin embargo, asegura que sigue sin sentirse cómoda en ninguno de sus roles de vida.

Jonathan tiene 23 años, sus padres se separaron cuando cumplió siete, lo cual lo obligó a cambiar de ciudad alejándose de su familia y amigos. Los cambios no fueron fáciles, encontró amistades que en poco tiempo le enseñaron a fumar cigarrillo y tomar cerveza. 

Siempre fue considerado como un niño normal, pero con el paso del tiempo empezó a aislarse y a ser agresivo, el consumo pasó a algo “más fuerte”: la marihuana. Los efectos en su cerebro no se hicieron esperar, la droga actúo como precipitadora ante una predisposición genética que nadie conocía, generando cambios en los neurotransmisores y desencadenando una esquizofrenia paranoide.

Durante los últimos tres años ha estado intermitente en clínicas de reposo, medicado y con ganas de no vivir más, pues los episodios esquizofrénicos lo llenan de pánico y desesperación.

 
RUTA A SEGUIR

1. CREER Y NO MINIMIZAR

Si alguien expresa que está triste o con ganas de quitarse la vida ¡créelo! no uses frases como “deja el show” o “eso no es un motivo para estar así”; para esta persona sí es un motivo y al expresarlo no quiere “hacer drama”, ni “generar lástima”, quiere tu ayuda.
 

Siempre hay que tomar en serio lo que una persona nos dice sobre su tristeza o deseos de morir.

2. TOMAR EN SERIO LAS SEÑALES DE ALERTA

  • Cambios de comportamiento: el aislamiento y desinterés por las actividades que se realizaban de forma cotidiana, cuando la persona quiere dormir todo el día y deja de lado sus gustos de siempre ¡señal de alerta!
  • Frases fatalistas: las personas depresivas que están pensando en suicidio empiezan a dar señales de despedida en expresiones ambiguas tales como: “te voy a dar un regalo para que me recuerdes siempre”, “si no estoy aquí para ese momento quiero que sepas que... “, “si mañana no estoy…”, además la música, la literatura y los ensajes que leen y comparten suelen ser existenciales ¡señal de alerta!
  • Momentos de crisis: cuando una enfermedad difícil aparece en el círculo familiar ¡señal de alerta! cuando la situación económica decae considerablemente ¡señal de alerta!
  • Antecedentes de cutting: si una persona en algún momento de su vida ha practicado la autolesión, siempre se deberá mantener la alerta encendida ante su estado de ánimo.

Hay una resistencia a hablar de la salud mental, a la gente le da vergüenza exponer sus emociones, aquí se invierte más en cirugías plásticas que en salud mental.

3. BUSCAR AYUDA

El profesional en psicología o psiquiatría debe ser siempre la primera opción ante cualquier señal de alerta que se presente. Sin embargo, si no se quiere asistir a tratamiento se pueden emplear otras formas de ayuda, por ejemplo, en caso de ser religiosos buscar el diálogo con el sacerdote/pastor o entablar diálogo con ese familiar que es más cercano a la persona.

La Universidad Santiago de Cali tiene una multiplicidad cultural importante, es por esto que este semestre emprendió “Bienvenidos a la U”, un proyecto para dar apoyo a estudiantes foráneos, que estén presentando algún trastorno emocional y requieran de ayuda profesional, puesto que el de cambio de ciudad suele ser un factor que propende a la depresión y a la deserción escolar.

La USC está evaluando el estado de ánimo de los estudiantes, con un proyecto de “prevención del suicidio”, en donde realizan jornadas de la salud sensibilizando este tema en el bulevar Alfredo Cadena Copete de la Ciudadela Pampalinda.

RECOMENDACIÓN:

Algunos casos de depresión requieren ser tratados mediante medicamentos, lo cual genera cierto estigma en la sociedad y tanto el paciente como su entorno asumen el tratamiento farmacológico como un indicio de locura.

Es importante asumir la medicación sin prejuicios, entendiendo que así como una persona requiere pastillas para controlar la hipertensión, la tiroides o el dolor de una parte de su cuerpo; nuestro cerebro a veces requiere también de ayuda para curar el desbalance de los neurotransmisores, para controlar las emociones y para aliviar el dolor del alma.
 

Elaboró

Leidy Campos y Diana Carolina González Salgado
Unidad de Comunicación
Extensión 9089
 

Admisiones  Matricula Notas Tutoriales Correo  PlataformaInteractiva Convocatorias Noticias Normatividad DerechosPecuniarios CalendarioAcademico SistemaInformacion EduVirtual(1) Posgrados Grados Beneficios1 2

 
 

 

Logo Acreditacin Final CURVAS

 

RUPIV RUAV  UNIVERSIA  Ascum Logo   Rabida

.Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.
Personería jurídica otorgada por el Ministerio de Justicia mediante la Resolución No. 2.800 del 02 de Septiembre de 1959.
Reconocida como Universidad por el Decreto No. 1297 de 1964 emanado del Ministerio de Educación Nacional

 

Ciudadela Pampalinda
Calle 5 # 62-00 Barrio Pampalinda
PBX: (+57 2) 518 3000
Santiago de Cali, Valle del Cauca
Colombia
Seccional Palmira
Carrera 29 # 38-47 Barrio Alfonso López
PBX: (+57 2) 518 3000 Ext. 528 - 2754933
Palmira, Valle del Cauca
Colombia
Sede Centro
Carrera 8 # 8-17 Barrio Santa Rosa
PBX: (+57 2) 518 3000
Santiago de Cali, Valle del Cauca
Colombia
Admisiones
Cali: (+ 57 2) 518 3003
Palmira: (+ 57 2) 518 3000 ext. 441 - 525 - 529
Posgrados: (+ 57 2) 518 3000 ext. 486 - Telefax: (+ 57 2) 552 5250

Sguenos En FacebookSguenos En TwitterSguenos En InstagramSguenos En YouTubeSguenos En GoogleSguenos En Linkedin

Copyright ©
Univesidad Santiago de Cali